Desarrollo humano y cultura

En Defensa del Espacio Público

Los ciudadanos de San Rafael defienden el predio de la ex Terminal de Ómnibus, que quiere ser vendido por el Municipio para construir allí una playa de estacionamiento y un centro comercial. Ellos tienen suficientes fundamentos para considerar que es mejor construir un Multiespacio Cultural público y paradas de colectivos para los distritos.

Publicada el 18 DE FEBRERO 2015

El pueblo de San Rafael se autoconvoca a principios del año 2012 motivado por el inminente cierre de la ex-terminal de colectivos, y la venta a privados para construir allí un centro comercial y dos torres de departamentos. Eleva su voz, que no es más que la expresión de un pueblo que piensa, participa, siente y sueña y, desde allí diseña una ciudad en la que todos estén incluidos, como actores y autores imprescindibles del lugar que da identidad y que en definitiva los hace sanrafaelinos.

Este pedido se hace con conocimiento de la existencia de suficiente respaldo legal[1], a fin que dicho predio municipal sea declarado “PATRIMONIO HISTÓRICO Y CULTURAL DEPARTAMENTAL”, y teniendo en cuenta la existencia de antecedentes históricos de pertenencia popular, de lugar de encuentro, anécdotas y personajes que justifican dicho pedido y preocupados por la situación de indefensión en que ha quedado la población de los distritos de nuestro departamento, que obligadamente viajan a la ciudad sin tener resguardo ni servicios sanitarios ni dónde descansar en las largas esperas hasta que pueden regresar a sus hogares.

Se debe tener en cuenta que Mendoza adhirió al Plan Nacional de “Igualdad Cultural”, lanzado por la Sra. Presidente de la Nación, que concibe el acceso a la cultura como un derecho fundamental de todos los habitantes, generando las condiciones para propiciar en todo el país, la igualdad de oportunidades en la producción y el disfrute de los bienes culturales. 

Si se observa que San Rafael considera al turismo como un importante sustento económico, que la cultura y el arte son atractivos para el desarrollo de esta actividad que además cuenta con escasa oferta de este tipo, siendo mínimas en temporada de mayor afluencia turística, es que se considera oportuno y necesario contar con ella. 

Por lo expuesto anteriormente este grupo de personas propuso al ejecutivo municipal que se transforme el predio de la ex terminal de ómnibus, en un “MULTIESPACIO CULTURAL” en donde se muestre la riqueza cultural y artística de su gente, donde se expresen los ciudadanos, para deleite propio y de todos los que deseen poner de manifiesto su espíritu creativo. Donde se puedan expresar como pueblo y trasmitir a las generaciones, sus raíces e identidad, promoviendo así “su cultura”.

noticia del diario UNO

 

La comunidad y sus lazos históricos

Una ciudad se construye y progresa en la conjunción de su pasado, presente y futuro, cada una de estas etapas se va conformando por una serie de acontecimientos, algunos de los cuales seguramente serán fortuitos. Pero, lo que es indudable y necesario es que todos aquellos que viven en un determinado lugar por elección o porque sus raíces están allí, persiguen fines comunes que los identifican y les permiten desarrollar sus diferencias en un ámbito de paz y progreso.

San Rafael es una ciudad nueva, y comenzó como lo hicieron muchas poblaciones de nuestro país, con la llegada de nuevos inmigrantes, con la inserción de esos inmigrantes en la población local y por último con la fusión definitiva de todos. Estos antepasados, indudablemente jaqueados por un entorno geográfico difícil de doblegar, entendieron que una comunidad, al igual que los individuos que la forman, necesitan de todas las facetas que nos hacen precisamente eso, individuos que sumados integran un cuerpo social.

Algunas de estas facetas son la educación;economía; cultura; política,  etc. así aquel que desarrolle su capacidad en los distintos ámbitos, seguramente será el más adecuado para aportar sus saberes a la comunidad. Este tejido social, donde sin duda estarán establecidos distintos tipos de dirigencias, debe funcionar como lo sugiere la palabra “tejido”, un entramado de relaciones donde todos no pueden saber de todo y donde cada uno no puede pensar que tiene la razón ni el conocimiento integral.

En el tema cultural es donde más precisamente se marca la diferencia que caracteriza a cada comunidad, porque si bien vivimos en un mundo globalizado, las poblaciones defienden sus costumbres y tradiciones; no hay mejor ejemplo que los creadores en las distintas ramas del arte. Y es precisamente en el aspecto de la cultura donde se necesitan gestiones que  tengan como prioridad proteger el patrimonio tangible e intangible de cada grupo social.

García Canclini, reconocido antropólogo, hace notar que la política cultural respecto del patrimonio no tiene por objetivo rescatar sólo los “objetos auténticos” de una sociedad, sino los que son culturalmente representativos.

Esta afirmación parece haberse escrito para establecer un sólido fundamento en defensa de la antigua terminal de ómnibus  de San Rafael.En nuestra Ciudad  los  actores sociales parecen estar despertando a la necesidad de estar comprometidos en la defensa de aquellos lugares que son parte de su historia. No hay buenos antecedentes al respecto, tenemos un edificio de Correos con casi sesenta años de antigüedad que alberga unos maravillosos murales del reconocido pintor Dell´ Acqua que lentamente se van deteriorando. Esto, sólo como ejemplo.

Con el cierre de la ex terminal de ómnibus, ubicada en el centro neurálgico de la comunidad, se negó a los pobladores de las zonas rurales del departamento el poder contar con un espacio público donde descansar, usar instalaciones sanitarias, servicios prestados por particulares e incluso coincidir con los horarios de colectivos que los retornan a sus hogares. Este hecho, ha trastocado las costumbres y ha deteriorado la atención y el servicio que durante años esta terminal brindó, fundamentalmente al público de los distritos, que hoy observa las capacidades ociosas del antiguo edificio, abandonado, sin mantenimiento, sin poder acercarse pues está vallado y prohibido su acceso.

Entonces,  será necesario establecer cuál ciudad se quiere para nosotros y las generaciones siguientes, porque los antepasados dejaron una herencia cultural, motivo de orgullo para muchos, que debe ir acompañada de una seria planificación y respeto por aquello que no sólo se traduce en dinero.

Turismo y oferta cultural

Los centros culturales y museos establecidos sobre espacios reciclados, antiguas cárceles (El Museo del Fin del Mundo en Ushuaia), galpones de ferrocarril (El Patio de la Madera en Rosario) Centro Cultural Estación Mapocho (Santiago de Chile), y más cerca aún la obra realizada en los galpones del ferrocarril en la ciudad de Mendoza, por poner algunos ejemplos,  son producto de la decisión de recobrar esos lugares que forman parte del sentimiento colectivo de pertenencia.

La Ciudad de San Rafael es la segunda ciudad en importancia de la provincia Mendoza, luego de la capital y ciudad  cabecera del sur provincial y regional. En nuestra Ciudad comenzó a desarrollarse una gran oferta cultural que viene en crecimiento con paso acelerado. Esta oferta cultural y artística es fundamentalmente independiente, salvo algunas producciones teatrales y musicales que cuentan  con apoyo de organismos privados.  Anualmente visitan la ciudad espectáculos de nivel nacional e internacional de todo estilo y para un público sumamente variado. 

Todos los años llegan al departamento turistas de distintas regiones de nuestro país y muchos extranjeros, realizan actividades de turismo aventura, reconocimientos, deportes extremos, visitas guiadas por el Cañón del Atuel y el cañón del Diamante, etc. Lamentablemente se puede  afirmar que fuera de los restaurantes y casinos, no existe una oferta cultural permanente en el Departamento. 

Cabe aclarar que en San Rafael existen seis instituciones de formación artística que no tienen un correlato en el mundo laboral, justamente por no tener ni espacio ni difusión ni políticas culturales activas. Entre ellas están las escuelas primarias provinciales con orientación artística, Polivalente de Arte; Profesorado de Arte; EByMA, entre otras. 

Los hacedores culturales de San Rafael manifiestan una necesidad urgente de que se les brinden espacios que les permitan tener una llegada a la población y de este modo poder comunicar sus propuestas.  Por otro lado se hace notar que la población se encuentra ávida de dicha actividad cultural.

La creación de un centro cultural interdisciplinario sirve para dar respuesta a la diversificación de las producciones artísticas y satisfacer las demandas culturales de los sanrafaelinos y turistas, respetando el pasado y potenciando el futuro.

Esto permite generar un espacio de dialogo y gestión entre la Dirección de Cultura y los hacedores culturales, con el fin de delinear políticas culturales públicas locales y tener una participación real en el presupuesto cultural anual. Además pretende trasformar esa zona en un polo activo y atractivo culturalmente.

La cultura como derecho

El Plan Igualdad Cultural concibe el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y a la cultura como un derecho fundamental de todos los habitantes de la Argentina. Esta iniciativa se propone, entonces, generar las condiciones para propiciar en todo el país la igualdad de oportunidades en la producción y el disfrute de los bienes culturales, y el acceso a las nuevas formas de comunicación.

Un punto fundamental del mencionado Plan es el de "Infraestructura Cultural", el cual se orienta a poner en valor teatros y museos, entre otros espacios, adaptándolos a los últimos desarrollos tecnológicos, y  a "crear nuevos ámbitos para la producción cultural y centros culturales donde no existan".

Están dadas las condiciones para concretar este pedido, con respaldo legal, líneas de financiamiento a disposición de quienes deseen gestionar cultura para sus comunidades y fundamentalmente porque “una comunidad sin cultura es una comunidad sin utopías, es una comunidad sin esperanzas".

Por ello se propone revitalizar las instalaciones existentes en el predio de la antigua terminal contribuyendo a la reconfiguración del paisaje urbano y al rescate del patrimonio histórico-cultural del departamento.

Así mismo se procura mantener el espíritu arquitectónico de la vieja terminal y mantener en funcionamiento instalaciones sanitarias, espacios de descanso y servicios y habilitar andenes para transporte interurbano y arribo de las combis y minibuses de las empresas de turismo.

Por otra parte es imperioso acrecentar la agenda cultural existente en el departamento, creando de esta forma, trabajo genuino para los artistas y hacedores culturales locales.

No es un pedido vacío de contenidos, ni separado de una realidad que está absolutamente ligada al rendimiento económico, para una ciudad como esta que recibe visitantes de muchos lugares del país y del mundo. Los espacios dedicados a la cultura, también pueden ser sustentables, como lo demuestran numerosas experiencias. 

Desde esta postura se sostiene que la importancia del edificio de la Antigua Terminal no está dada por su mayor o menor antigüedad o belleza arquitectónica; sino por su relevancia social, por la forma en que la sociedad sanrafaelina se apropia de su historia.Todas las anécdotas allí vividas, individual y colectivamente, nos invita a no verla como un edificio en desuso sino como a un espacio y arquitectura que encarna ciertos modos de concebir y vivir en San Rafael. Por lo tanto, esto nos lleva tanto a los artistas de San Rafael y a la Ciudadanía en general, a considerarla culturalmente representativa, es decir, socialmente relevante para la comunidad. 

Globalización y pérdida de identidad

Es extremadamente importante atender y recordar los motivos por los cuales las comunidades, en general, vienen tomando en sus manos la problemática de la conservación de Bienes Culturales en los últimos años. A partir de dicha temática es que  los  prestigiosos antropólogos [2] vienen denunciado cómo los procesos de globalización, y su concomitante desarrollo de una extra-localidad política, económica y cultural, han instaurado (aun en la ciudades más pequeñas) la percepción de que todo lo que representa a los vínculos sociales (la identidad, la historia, la cultura, etc.) se halla en franco riesgo. Advirtiendo que gracias a dichos procesos “se han acabado la mayoría de los puntos de referencia constantes y sólidamente establecidos que sugerían un entorno social más duradero, más seguro y más digno de confianza que el tiempo que duraba una vida individual.” [3].

Ante la ausencia cada vez mayor de aquellos puntos de anclaje, los testimonios materiales de experiencias pasadas y vividas de forma colectiva, se vuelven bienes preciosos para las sociedades que se rehúsan a perder y olvidar  la propia identidad, sus particularidades históricas.

En este sentido Zygmunt Bauman nos dice:  “Ante el vértigo y temor de la disolución de las raíces que producen los profundos y acelerados cambios, los individuos se refugian cada día más en lo que consideran real, auténtico y comprensible: la naturaleza, las tradiciones, las costumbres, y todo aquello que los entronca en un lugar determinado [volviendo los bienes o testimonios] en factor de cohesión e instrumento simbólico para el reconocimiento, el reforzamiento y la perpetuación de la “comunidad ”.

De nada sirve en este momento preguntarse cómo y cuándo, los ciudadanos llegaron a sentir esto. Ante la demolición lo urgente es entender que para los sanrafaelinos  “La Vieja Terminal” es un espacio cargado de una historia rica en identidad comunal. Por esta razón permitir que dicho edificio perviva como centro cultural es permitirnos contar con un espacio que aleje de la celeridad de los tiempos, de las sensaciones de vacío que instalan los cambios abruptos y no consensuados. Es permitir contar con un lugar cargado de relaciones históricas, muy lejano a aquellos que, como señala el gran catedrático Marc Augé [4](2008), vueltos centros comerciales se vuelven simbólicamente inertes, “muertos”; convirtiendo a quienes los transitan en seres sin historia, sin tradición, sin algo que los relacione, al menos al momento de transitarlos.

Nos oponemos a la proliferación de este tipo de lugares, en palabras del teórico, de estos “No Lugares”. Nos oponemos a que ellos se hagan cada vez más comunes en las ciudades, al punto que de una vez y para siempre nos convirtamos ciudadanos sin identidad. Nos oponemos rotundamente a que la Vieja Terminal se transforme en un “No Lugar”.

En síntesis, queremos peticionar que el edificio de la Vieja Terminal conserve los sentidos que por tantos años los sanrafaelinos hemos ido inscribiendo en ella. Por favor, eviten su demolición y permitan a sus representados que como Centro Cultural ellos puedan apropiarse de las instalaciones es decir, hacer lo que entendemos un buen uso de ellas y en definitiva seguir compartiendo un espacio cultural y socialmente propio de todos los sanrafaelinos.

fachada de la ex terminal

 

Citas

[1] Decreto 1063/82; Ley Provincial 6133; Ordenanza Municipal 7323.

[2] Ballart 1997, Prats 1997, García Canclini 2009.

[3] ZygmuntBauman, 2003.

[4] Marc Augé, 2008.

Bibliografía

XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, "Carta Cultural Iberoaméricana", Montevideo, Uruguay.

Compendio de Políticas culturales, Ministerio de Cultura República de Colombia.

UNESCO, octubre 2005. "Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones culturales".

UNESCO, 1998. Los Derechos Culturales, Declaración de Friburgo.

Declaración de Integración Cultural del Mercosur complementario del Acta de Fortaleza.

La Cultura como Factor de Innovación Económica y Social.

Naomi Klein, 2000. “No Logo, El poder de las marcas”.

Links

http://www.igualdadcultural.gob.ar/

http://www.tribunet.com.ar/tribunet/ley/6133.htm

http://www.apaleontologica.org.ar/wp-content/uploads/Mendoza-gu%C3%ADa-ley-patrimonio.pdf

Link permanente:
http://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/en-defensa-del-espacio-publico

Advertencia legal:
Las opiniones y los conceptos vertidos en los artículos publicados expresan la postura de sus respectivos autores y no necesariamente coinciden con la de la Universidad Nacional de Cuyo. La institución declina toda responsabilidad por las consecuencias que pudieran derivarse de la lectura y/o interpretación del contenido de los artículos publicados.

Licencia de Creative CommonsEsta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Argentina .

En Defensa del Espacio Público

Investigadores responsables

Sanchez Varretti, Emanuel - Ver Ficha

Palabras Clave

Cómo citar este artículo

Sanchez Varretti, Emanuel (18 de febrero 2015) "En Defensa del Espacio Público".
Publicado en la Plataforma de información para políticas públicas de la Universidad Nacional de Cuyo.
URL del artículo http://www.politicaspublicas.uncu.edu.ar/articulos/index/en-defensa-del-espacio-publico
Fecha de consulta: 19/10/2017

Contenidos relacionados

Novedad

¿Vuelven los feriados puente? Tiene media sanción un proyecto

Articulo

El Programa Federal del Hábitat de Pueblos Originarios implementado en Mendoza

Articulo

Los planes de metas como herramientas para fortalecer las capacidades estatales en gobiernos locales

Novedad

Un proyecto para poner de moda el aporte privado a la cultura

Novedad

Los "medio techo", beneficiarios del Procrear afectados por la inflación